Fragancias

La importancia de un buen perfume

Perfumes creados con esencias florales, plantas, esencias, frutos, maderas... para la mujer sofisticada, que irradia elegancia y belleza; y para el hombre de actitud y carácter seductores.


  • Sensualidad, juventud, romanticismo, extroversión y dinamismo marcan este perfume inspirado en un jardín de Nueva York.Una fragancia delicada y, al mismo tiempo, insólita. Con una salida fresca y chispeante, protagonizada por notas cítricas con marcados matices frutales. El corazón, floral aterciopelado, viene acompañado de suaves notas cremosas. Se despliegan todos los encantos de un jardín lleno de rincones secretos. Un juego de seducción con un fondo cálido de maderas preciosas y un toque de musc… Un capricho delicioso.
  • Un perfume inspirado en el encanto infinito de un Jardín de La Toscana. En la salida un refrescante estallido de notas cítricas, luminosas y chispeantes que dan paso a delicados acordes florales entre los que sobresalen el iris de Florencia y la violeta. Y en el fondo, dulces matices amaderados y agradables connotaciones cosméticas.
  • Un jardín radiante de luz con su extraordinaria variación de matices de singular belleza. Para disfrutar de día, bajo la sombra de una pérgola donde se cuelan los aromas de las flores, las hojas y los frutos, que trepan y se mezclan con los rayos del sol. Por la noche, con la floración nocturna bajo la luna mediterránea.
  • Un perfume inspirado en la cultura japonesa. Infinita sabiduría. Kokura.Notas de salida cítricas de limón y mandarina hasta un acorde de té verde. En su corazón, mezcla de flores, jazmín, flor de cerezo y orquídea. Y en el fondo, maderas nobles con un toque almizclado, mezcla de aromas coronada por el embriagador olor a sándalo que colma los templos budistas.
  • Para cualquier momento del día, un aroma fresco, seductor. Una chispa de energía que descubre el carácter vital y femenino en la mujer.
  • Para los momentos especiales, una fragancia que intensifica su carácter alegre y elegante. La máxima expresión de Carmen Vidal.
  • La fragancia de un hombre exigente, seguro de sí mismo, ambicioso, carismático, que transmite una elegancia y una sencillez innatas. De actitud siempre positiva. Sensual. Irresistiblemente único.Un perfume que se convertirá en un objeto de deseo misterioso y puro, discreto y glamouroso, que no dejará indiferente a nadie.