CREMA HIDRATANTE FUNDAMENTAL

Información:

Estimula los sistemas naturales de defensa y reduce la susceptibilidad  a la irritación, con lo que mejoran visiblemente los signos de sensibilidad. Hidrata, calma y reconforta incluso las pieles más reactivas. La textura de la piel mejora significativamente. Las sensaciones de tirantez e incomodidad desaparecen y regresa la serenidad necesaria para afrontar el estrés diario.

Más detalles

- La textura de la piel mejora significativamente*
- Tras 4 semanas de aplicación, 97% calma y alivio**
- En sólo 5 días +39% de hidratación***, -31% pérdida de agua transepidérmica***. 

Se presenta en dos texturas, una rica (para pieles secas) y otra ligera (para pieles normales/mixtas).

* Eficacia constatada mediante estudios clínicos sobre rugosidad, suavidad y descamación cutáneas.
** Porcentaje de satisfacción en estudio clínico con 30 voluntarios tras el uso de Crema Hidratante Fundamental – Rica durante 4 semanas.
*** Estudio clínico realizado en 30 voluntarios mediante sonda Corneometer tras el uso de Gel de Agua Micelar + Crema Hidratante Fundamental – Rica.

Indicado para:

Tratamiento hidratante diario para pieles sensibles.

¿De qué se compone?

- SKINBIOME REPAIR. Ayuda a reequilibrar la microbiota cutánea y a restaurar la función de barrera.
- EXTRACTO DE BAYAS DE PIMIENTA DE TASMANIA. Calma la piel sensible y reactiva. Alivia de inmediato la sensación de picor y quemazón. Reduce el eritema causado por exposición UV.
- SENSIPEPTIDE. Refuerza la barrera cutánea. Mejora la hidratación. Previene la descamación.
- INMUGLUCANE. Recupera la capacidad de defensa de la piel. Calma irritaciones. Minimiza el riesgo de reacciones alérgicas.
- PHYTO-ACTIVO DE MAÍZ. Mejora la tolerancia cutánea de pieles sensibles, irritadas o fatigadas. Acción calmante, suavizante y descongestiva.

¿Cómo lo aplico?

Mañana y noche.

Presentación:

Tubo dosificador 50 ml. Tecnología airless.

Escribe una opinión

CREMA HIDRATANTE FUNDAMENTAL

CREMA HIDRATANTE FUNDAMENTAL

Estimula los sistemas naturales de defensa y reduce la susceptibilidad  a la irritación, con lo que mejoran visiblemente los signos de sensibilidad. Hidrata, calma y reconforta incluso las pieles más reactivas. La textura de la piel mejora significativamente. Las sensaciones de tirantez e incomodidad desaparecen y regresa la serenidad necesaria para afrontar el estrés diario.

Escribe una opinión